Tokyo Revengers: ANÁLISIS del primer episodio

El manga Tokyo卍Revengers se ha serializado en la revista Weekly Shonen Magazine de Kodansha desde 2017 y sigue en curso. La obra cuenta actualmente con 22 volúmenes publicados y el año pasado ganó el premio Kodansha Manga Awards en la categoría “Best Shonen”. Dicho esto, comprenderéis que no exagero al decir que la versión anime de este título es una de las más esperadas de la actual temporada.

Tokyo Revengers comienza con una noticia sobre una tragedia causada por una banda de gamberros: la Tokyo Manji Gang. Naoto Tachibana y su hermana Hinata Tachibana murieron por su culpa. Takemichi, la persona que ve las noticias, da un respingo, la chica era su antigua (y única hasta ese momento) novia pero lo único que recuerda de ella son unos pocos rasgos faciales, como su pelo corto y su sonrisa.

Ahora que tiene veintitantos años, Takemichi es tranquilo y trabaja en una tienda de discos. Vive en un pequeño apartamento solo, y es acosado por todo el mundo. Por su casera, sus compañeros de trabajo e incluso sus hijos más pequeños.

Un día (de mierda) como cualquier otro alguien le empuja a las vías cuando está cogiendo el tren para volver a casa desde el trabajo. Cuando un tren está a punto de aplastarlo, Takemichi tiene una visión: su ex novia. Sin embargo, en ese instante ocurre lo impensable. Cuando abre los ojos, Takemichi se encuentra en un tren con cuatro personas a las que reconoce como sus compañeros de instituto. Ahora va vestido con unos pantalones anchos y una camisa desabrochada, y lleva el pelo teñido hacia arriba. ¿Qué ha pasado?

Tokyo Revengers no se esconde y desde el principio nos muestra sus cartas. Un humor que recuerda en cierto modo a Erased, otra serie que hace del viaje en el tiempo y del misterio su punto fuerte. Aquí también tenemos a un protagonista que parece dispuesto a hacer cualquier cosa para salvar a su amada, después de olvidarse de ella (junto con muchas cosas malas que descubriremos más tarde) en el transcurso del tiempo. Ahora Takemichi parece aceptar sin miedo la oportunidad que le quieren dar desde arriba, aunque no será tan fácil, sobre todo cuando tenga que revivir momentos dolorosos. Sin embargo, al final encuentra un aliado y el futuro (¿o el pasado?) podría cambiar de verdad.

Un primer episodio lleno de datos y muy claro en la presentación de las múltiples facetas del personaje principal. Los guionistas saben dosificar el tiempo y darnos aquí y allá muchos motivos de curiosidad y muchos pequeños nudos que desentrañar. Las ganas de continuarlo siguen siendo altas al final, aunque en las animaciones laterales no hay nada que sobresalga. El aspecto técnico, sin florituras pero aún así agradable, es la historia en el centro de este anime, esto queda claro desde el principio.

¡Y no podemos esperar a descubrirlo a partir del próximo episodio en Crunchyroll!

tokyo revengers

Todavía no he leído el manga, he ignorado deliberadamente todo lo referente a la trama. Vivimos nuestra vida, nuestros errores, a menudo nos quejamos de nuestro presente recordando un pasado feliz, lo idealizamos, pero quizá revivir lo que creemos que es el momento más feliz de nuestra vida puede resultar una pesadilla. Tal es el caso de Takemichi Hanagaki. Un chico al que parece pesarle lo que era realmente importante en su vida, su primer amor.

La historia comienza con un dato impactante: esa chica, Hinata Tachibana, murió, no en un pasado lejano, sino unas horas antes. Un ser querido para salvar que vive en el pasado, una extraña oportunidad para poder verla de nuevo, para poder salvarla. El joven se encuentra inexplicablemente reviviendo ese pasado lejano, en los días en que estudiaba en la escuela secundaria, donde pensaba que era feliz. Parece un sueño, tal vez lo sea, ese momento no dura mucho, el tiempo de volver a ver ese rostro amado que ni siquiera recordaba, del que había huido tontamente años atrás, nunca nos damos cuenta de las cosas hermosas que tenemos cuando las vivimos, cuando parecen normales, dadas por sentado. Ese sueño termina, fue hermoso sí, todo parece haber terminado pero el episodio termina con un encuentro y una petición: volver a “soñar”.

Los saltos en el tiempo, un tema que siempre tiene su encanto (claro que puede ser interesante o no, depende), capta la atención del espectador, le lleva a pensar en lo que ocurre, interesante por ejemplo la paradoja del final del episodio, toma nota. La narración fluye de forma rápida y lineal, el tema puede parecer sobreutilizado, el primer episodio puede recordar ciertamente a otros pero los elementos básicos están ahí, ahora lo que marcará la diferencia, para bien o para mal, son las ideas del autor, pero estoy seguro. El protagonista tiene que crecer, y en pocos minutos empieza a hacerlo.

tokyo revengers

Descubrir demasiado tarde que se ha perdido a alguien importante y, al mismo tiempo, descubrir que tal vez se puede actuar para cambiar el curso de los acontecimientos y conseguir que la tragedia no tenga lugar.

El viaje o salto temporal es un incipit que seguramente ya hemos visto en otras obras, y también en Tokyo Revengers cumple perfectamente el objetivo de acercar al espectador a una realidad que cambia inmediatamente, catapultándolo en un “otro momento” junto al descolocado protagonista. Takemichi Hanagaki es un joven de Tokio que necesita desesperadamente un “rebobinado” de su propia vida; la suya es una existencia aburrida y ordinaria, que siente constreñida y asfixiada, caracterizada por la única constante de una continua profusión de excusas. Pedir perdón por existir, casi, incluso.

Sin embargo, entonces, un boletín de noticias de la televisión irrumpe en su despiste, mientras está comiendo un bocadillo, y Takemichi se da cuenta de que está vivo, mientras que alguien que le era muy querido en el pasado ya no lo está.

Entonces, es un accidente en una de las abarrotadas estaciones de Tokio lo que le sumerge en un pasado marcado por colores de pelo inverosímiles y amigos que exhiben otros tantos, con pantalones anchos, actitud chulesca y ganas de meterse en peleas a puñetazos: golpear, provocar y sentir dolor sin motivo, simplemente para ahuyentar el aburrimiento y, tal vez, para repetir su existencia. En los aproximadamente veinte minutos que dura la adaptación televisiva del manga de Ken Wakui, el espectador no tiene tiempo para aburrirse.

tokyo revengers

Las expectativas eran altas, quizá más que las de cualquier otro anime de esta temporada, y afortunadamente se han cumplido. El primer episodio de Tokio Revengers está muy logrado, es extremadamente entretenido e interesante.

Es imposible no sentir afecto por el pobre y desafortunado protagonista, que no sólo muere de mala manera tras recibir una horrible noticia, sino que se ve obligado a revivir quizá el peor día de su vida. Lo primero que me viene a la cabeza es que quizá en su lugar me lo habría jugado todo, así que lo peor que pasa es que me vuelvo a morir… Pero, de nuevo, es un tipo con el espíritu decaído, casi tanto como su cabeza eternamente postrada.

Tokyo Revengers parece una obra que hace de la venganza su espíritu más fuerte. No quiero comentar el elemento sobrenatural que un poco me gusta y un poco me hace torcer la nariz (me gusta tener explicaciones, aunque se basen en cosas más allá de la razón pero agradezco ese pequeño esfuerzo), lo que me atrae más es esta narración un poco como una novela de madurez, un poco como una venganza contra cualquier cosa, incluso contra uno mismo. Primer episodio que sólo puede ser promocionado.

tokyo revengers

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%