Récord de Ragnarok: RESEÑA del nuevo anime en Netflix

La primera temporada de Record of Ragnarok está disponible en Netflix desde el jueves 17 de junio de 2021. Se trata de la adaptación animada del manga seinen escrito por Takumi Fukui y Shinya Umemura y dibujado por Azychika, que lleva en serialización desde 2017 con 10 volúmenes en su haber. La obra original, que en japonés se titula Shuumatsu no Valkyrie, está publicada en nuestro país por la editorial Star Comics, donde ha alcanzado recientemente el quinto volumen. En este sentido, te invitamos a leer nuestro avance del manga Record of Ragnarok.

La serie está obteniendo un buen éxito de público y de crítica en el país. En marzo de 2021 Record of Ragnarok contaba de hecho con más de 6 millones de copias en circulación, y el título ha aparecido en los primeros puestos de muchos rankings de la industria. ¿Qué tal le ha ido a Graphinica, el estudio responsable de esta adaptación, a la hora de reproducir en pantalla las espectaculares peleas del manga? Estas son nuestras primeras impresiones tras los dos primeros episodios, de los 12 disponibles en la plataforma.

Humanos y dioses, el choque final

Cada mil años, los dioses del mundo se reúnen en el Congreso de Valhalla, donde votan si la raza humana debe vivir o extinguirse. Tras optar por la segunda opción, la intervención de Brunilda, la líder de las Valkirias, convence a Zeus y a los demás dioses de dar una última oportunidad a la humanidad mediante el Ragnarok. Se trata de un evento en el que 13 campeones de la humanidad se enfrentarán a 13 representantes del reino celestial, en una lucha a muerte de cuyo resultado dependerá el destino de la humanidad. Estas son las premisas, sencillas y esenciales, de una obra ligera y desenfadada -a pesar de los tonos apocalípticos del contexto- que se centra en un único factor: el entretenimiento del espectador a través de sus peleas.

Tras una breve introducción, en el primer episodio ya vemos el inicio de la primera pelea, la que enfrenta al poderoso Thor y al más fuerte de todos los humanos, el líder Lu Bu, inspirado en un personaje real de la historia china.

Los distintos luchadores del roster (término perfecto para esta ocasión) de Record of Ragnarok proceden de una extraña mezcla de muchos panteones -griego, nórdico e indio, por citar los principales- y de influencias históricas y literarias que dotan a la serie de una indudable variedad y un gran potencial para la espectacularidad de los combates.

Sin embargo, esta característica no se aprovecha del todo en los dos primeros episodios. Si el primero sólo sirve para introducir el contexto y los personajes implicados, en el segundo la lucha entre Thor y Lu Buu no llega a su punto álgido por la presencia de flashbacks de ambos personajes en medio de la pelea. Una elección apreciable que sirve para dar más profundidad a las dos figuras, pero cuya colocación podría sin duda estar mejor gestionada.

Al menos hasta el momento, en consonancia con las premisas antes mencionadas, Record of Ragnarok ciertamente no brilla por la caracterización de sus personajes, en algunos casos macchiette acostumbrados a un rol específico.

La única excepción es la que podríamos llamar la protagonista de la serie, la valquiria Brunilda, de la que aún no sabemos los motivos que la impulsan a querer ayudar a los humanos. No podemos esperar a ver cómo evolucionará el personaje en los próximos episodios.

Batallas inteligentes

El anime Record of Ragnarok está producido por el estudio de animación Graphinica, una empresa de reciente creación conocida por los aficionados por haber realizado los tres últimos episodios de la serie Hellsing Ultimate (del manga de Kota Hirano). El trabajo del estudio demuestra, al menos hasta ahora, ser muy fiel al contenido y la estética de la obra original. Esto último es probablemente uno de los puntos más fuertes, o al menos más característicos, de la producción.

La representación de las divinidades en Record of Ragnarok está, de hecho, muy alejada del canon típico de la cultura popular contemporánea. Basta pensar en Zeus, que aparece aquí como un viejo aparentemente frágil cuyo aspecto recuerda mucho al de Netero de la serie Hunter x Hunter, o en el mismo Thor, un personaje al que el adjetivo “tamarro” le viene como anillo al dedo.

Desgraciadamente, esa fidelidad artística al material de partida no se ve acompañada de un marco técnico adecuado. Los dos primeros episodios de Record of Ragnarok muestran de hecho dibujos y animaciones (sobre todo esta última) bastante baratos.

Por tanto, no tenemos ese valor añadido que normalmente esperamos en el paso del papel a la pequeña pantalla. El abuso de los encuadres estáticos y una paleta de colores bastante apagada completan el cuadro de un sector técnico mediocre que esperemos sólo pueda mejorar en los restantes episodios.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%